Top Menu

Peeling

El “peeling” o exfoliación  se puede realizar con sustancias químicas o de forma mecánica (microdermoabrasión) para renovar sus capas y poder así eliminar imperfecciones y favorecer un color uniforme.

El peeling consigue una disminución de las arrugas, una piel rejuvenecida y bien hidratada, con una secreción correcta de grasa y una buena consistencia y luminosidad.

Los peelings se utilizan para corregir arrugas finas, medias o profundas, para tratar el acné (activo, leve o moderado) y sus secuelas, el fotoenvejecimiento, el envejecimiento cutáneo, la flacidez, la piel fina y rugosa, la piel grasa, las manchas cutáneas, las queratosis actínicas…

peeling químico alcobendas

Normalmente en el peeling químico se utilizan diferentes ácidos (glicólico, salicílico, mandélico, resorcina, tricloracético, fenol…) en función de los resultados que se busquen, del tipo de piel, del estado cutáneo, de la edad y del historial clínico.

Para realizar el peeling mecánico o microdermoabrasión se utiliza la punta de diamante sin ser necesaria la aplicación de ácido.