¿Por qué las mejillas se hunden?

Los principales rasgos típicos de la juventud son:

  • Pómulos altos,
  • Mejillas rellenas,
  • Mandíbula bien definida.

Estas tres características a menudo se denominan el «triángulo de la juventud» con la base del triángulo en las mejillas y la punta en la barbilla.

A medida que envejecemos, el triángulo se invierte de modo que la parte más ancha de la cara se encuentra en la línea de la mandíbula.

La calidad de nuestra piel disminuye. La capa externa de la piel se adelgaza, se reduce la cantidad de células que contienen pigmento. Los cambios en el tejido conectivo reducen la resistencia y la elasticidad de la piel, los vasos sanguíneos de la dermis se vuelven más frágiles. La piel pierde colágeno, elastina, ácido hialurónico. Lo mismo pasa con la grasa subcutánea, que ayuda a proporcionar volumen, contornos faciales y plenitud, lo que conduce a hundimientos debajo de los ojos, aplanamiento en las mejillas y caída de comisuras de los labios hacia abajo.

Como consecuencia, nuestro rostro puede aparecer desinflamado y hundido en la zona de las mejillas, dejándonos con un aspecto triste y cansado.

¿Tratamientos de ácido hialurónico son adecuados para tratar las mejillas hundidas?

La forma más sencilla y rápida de restaurar el volumen perdido en las mejillas es con rellenos dérmicos de ácido hialurónico, formulados especialmente para reponer el volumen.

El ácido hialurónico es un ingrediente capaz de retener hasta 1000 veces su peso en agua y dado esta extraordinaria característica puede dar el volumen a la piel eficazmente.

¿Cuántos tratamientos se necesitan para ver resultados satisfactorios?

Los resultados de relleno de mejillas hundidas con rellenos dérmicos de AH son casi inmediatos.

No obstante, se necesitarán algunos días más para poder apreciar los resultados finales. Estos pueden durar hasta 24 meses.

Menú